• Premonitores - 9 y 10 de febrero

    El  pasado fin de semana se celebró en Castellón, el curso de monitores de MIC y COM. Con muchas caras nuevas y otras ya conocidas del curso anterior,  formábamos  un total de 35 jóvenes, procedentes de Castellón, Villarreal y Burriana.

    No hay mejor manera de empezar que con un vídeo introductorio, en donde tres miembros de la Consolación de Castellón nos transmiten su experiencia como monitores, lo que les impulso a ello, y nos animan a seguir sus pasos.

    El primer taller es el  de dinámicas de grupo, donde tras una breve explicación teórica, pasamos a la práctica bajando al patio y jugando a varios juegos para conocernos mejor unos a otros y como grupo.
    A continuación pasamos al taller de asertividad. Con él, tratamos de conocernos mejor individualmente. ¿Mostramos nuestras ideas, sentimientos, defendemos nuestros derechos, o por el contrario mostramos una actitud pasiva o incluso agresiva? Algunos de nuestros compañeros de Villarreal nos ayudan a entender mejor este concepto por medio de unas representaciones.

    Sin darnos cuenta ya se ha pasado la mañana y es la hora de comer.  Juntos en el comedor seguimos compartiendo.
    Con las fuerzas ya renovadas empezamos el tercer y último taller del día de hoy, que se dividirá en dos partes: programación y nos vamos de campamento.
    A través de varias dinámicas en grupo, practicamos la primera parte, en donde nos convertimos en organizadores de una fiesta de cumpleaños y tenemos que tenerlo todo a punto.
    Acabada la primera parte del taller llega la hora de la eucaristía y todos juntos, unos desde el coro y otros desde a bajo participamos de ella.
    Tras esta, seguimos con la segunda parte del taller que habíamos dejado a mitad y se nos enseña a tomar responsabilidades dentro de un campamento. Así concluye nuestro primer día del curso.

    Al día siguiente nos espera una mañana de muchas emociones. Sin lugar a dudas el primer taller es una prueba de ello; orar con niños.
    Comenzamos en el oratorio, con un breve momento de relajación y una oración diferente a otras. Con móviles en mano, se nos invita a mirar cada uno de nuestros contactos, de nuestros mensajes...a aquellas personas que están en nuestra vida, más cerca o más lejos, dando gracias por ellas. Y se nos hace llegar un mensaje. Un mensaje especial, es un mensaje de Dios. Único y diferente para cada uno de nosotros.
    Después de un fragmento de la película "cometas en el cielo"cada uno hace su propia cometa. Un par de palillos e hilo, bastan para comprender el mensaje de la película y plasmarlo en nuestra vida diaria.
    "Por ti lo haría mil veces"; "Por nosotros ÉL lo hace mil veces"

    No podía acabar el curso, sin hablar del mejor ejemplo de Consolación, de María Rosa Molas, y el taller del carisma.
    Formando un dodecaedro, vamos anotando en su interior, como desde uno mismo nos sentimos reflejados con la misión de la Madre.
    Por ultimo, trabajando en grupos, y posteriormente poniéndolo en común, hacemos una lista de todas aquellas actitudes que nos enseñó María Rosa y que debería cumplir un buen monitor.

    Con la ilusión de los que empiezan su primer año, y la de los que lo terminan convirtiéndose ya en monitores, ponemos fin a este fin de semana intenso, en donde hemos aprendido, hemos compartido pero sobretodo en donde hemos dado un paso más en nuestro camino de ser Consolación para el Mundo.



  • Otras entradas...

Con la tecnología de Blogger.