• Campamento Consolación 2014 - Día 6: Viernes 11 - El reino estelar

    ¡Hola a todos!

    Comienza un nuevo día en Godelleta y se empieza a notar el cansancio, pero sabemos cómo combatirlo: ¡con un buen desayuno! Ordenamos las habitaciones, oramos como cada mañana y nos vamos hasta donde nos ha convocado el genio.  Hoy nos ha preparado una aventura un tanto especial que nos va a dejar… “huella”.

    El sultán de este reino declaró la guerra al reino vecino y para poder ganarla necesitaba la ayuda de 102 valientes y fuertes soldados. Pero para asegurarse de que no iba  a perder la guerra les entrenó duramente: sumo, camuflaje, puntería, rastreo, aprendieron a volar en alfombra mágica y también dotes culinarias (ensaladas, croquetas, perritos calientes…) para saber cómo alimentarse tras la batalla. Algunos de los guerreros se atrevieron a llamarlo “el día guarro” pero os aseguramos que nosotros no notamos tanta diferencia.

    Tras pasar por el chorro de la manguera y asegurarnos de que estábamos bien limpios, tocaba el chapuzón del día. Por la tarde el taller también fue un tanto diferente, nuestras obras no solo se podían observar, ¡también comer! Cake-pops, y rosas y espirales de “carreteras” que poco tiempo duraron enteras.

    Después de tanto azúcar tuvimos energía de sobra para los bailes (¡casi están terminados!) y el deporte (¡ya tenemos finalistas para los dos campeonatos!). Para terminar la tarde y reposar un poco: oración, hoy giraba sobre la figura del rey Salomón, sus dones y los nuestros.

    Por la noche, los guerreros ya estaban listos para la guerra. Se dividió en tres batallas y la lucha fue muy reñida, tanto que los reyes de ambos reinos decidieron firmar la paz. Como homenaje a los caídos (ninguno de nuestro bando, no se asusten) ambos reyes crearon como tributo las 88 constelaciones, para que siempre fueran recordados al mirar al cielo. Para terminar tan intenso día intentamos distinguirlas, sin mucho éxito.


    Mañana será otro día.
  • Otras entradas...

Con la tecnología de Blogger.